¡Cuidado con el escalón (digital)!

Tal vez procuras ocultar el PIN de tu tarjeta cada vez que la introduces en un cajero. Tal vez cambias las contraseñas de tu ordenador con cierta frecuencia. Puede que incluso te abstengas de proporcionar muchos datos personales en tu red social favorita. Pero en un mundo tan lleno de conexiones como éste, todos vamos dejando huellas digitales a nuestro paso, por mucho que intentemos evitarlo. https://futurelab.assaabloy.com/en/cuidado-con-el-escalon-digital/

Tendiendo puentes entre dos mundos

Hasta ahora, el mundo físico y el virtual no podían estar más alejados entre sí en cuanto a la seguridad. Para entrar en un edificio se utilizaba un objeto físico, por ejemplo una llave, mientras que para acceder al ordenador se necesitaba un nombre de usuario y una contraseña; eran mundos separados. Pero esto ha empezado a cambiar. https://futurelab.assaabloy.com/en/tendiendo-puentes-entre-dos-mundos/

Evaluando el riesgo de hacking

Es una historia digna de grandes titulares: Un hacker pone al descubierto un grave fallo del protocolo en el cual se basan muchos de los sistemas de control de accesos del mundo, venciéndolo en pocos minutos con una hábil programación y un equipo al alcance de cualquiera. Es exactamente lo que ocurrió durante la conferencia DefCon celebrada en Las Vegas en agosto, en la que Zac Franken demostró cómo se puede vencer al protocolo Wiegand, utilizado en todo el mundo. https://futurelab.assaabloy.com/en/evaluando-el-riesgo-de-hacking/