La cerradura más inteligente

Una nueva cerradura inteligente inalámbrica permitirá extender accesos de control de forma rápida, cómoda y asequible.

La nueva cerradura WiFi de ASSA ABLOY, la Sargent VS2, combina la inteligencia de una cerradura offline con la conectividad en red de una cerradura online.

“Tenemos muchas cerraduras que toman sus propias decisiones”, explica Bret Tobey, Director de Producto y Desarrollo Comercial de Aperturas Inteligentes de ASSA ABLOY Americas. “Decisiones como: ‘¿Dejo entrar a esta persona o la dejo fuera?’ Hasta ahora, estas cerraduras debían combinar la capacidad de comunicarse en tiempo real y tomar decisiones dentro de la cerradura. Una cerradura online no tenía inteligencia: debía esperar a que alguien le dijera qué hacer. Ahora ya no.”

Jugando en su propia división
De las pocas cerraduras WiFi que hay en el mercado actualmente, la Sargent VS2 es la única inteligente, afirma Tobey. “Seguramente las demás irán siguiendo nuestro ejemplo”, comenta. “Ya hay en el mercado otra cerradura inalámbrica, pero aún depende de un panel de control de accesos para tomar decisiones. Otra utiliza tecnología de radio, pero la parte electrónica no es lo bastante segura.”

La Sargent VS2 destaca también entre las demás cerraduras inalámbricas porque no requiere una estructura propietaria para operar. “Se puede utilizar con un dispositivo de acceso 802.11 b/g de cualquier marca”, explica Tobey. “Las demás cerraduras inalámbricas exigen comprar tanto la cerradura como un dispositivo propietario para que aquélla pueda entender las señales de radio.”  

Otra cualidad que distingue a la VS2 es su simplicidad. Mientras que las cerraduras de control de acceso online tradicionales tiene una docena de componentes – entre ellos, un panel de control de accesos que alberga al “cerebro” de la cerradura -, la nueva cerradura aglutina todos sus componentes en una única estructura.

Extensión de accesos
La unidad entera de la VS2 consta de un teclado, una cerradura y una manilla que vienen juntos en una unidad elegante y fácil de instalar. Dado que las pilas se gastan, la cerradura es ideal para puertas interiores con un número moderado de entradas y usuarios.  

“No es aconsejable instalarla en una puerta con miles de entradas diarias; no resistiría. Es mejor usarla en una puerta con, digamos, varios cientos de entradas diarias”, explica Tobey. La cerradura ha sido diseñada para extender el sistema de control de accesos a aperturas que hasta ahora habrían sido gestionadas por una cerradura offline o mecánica.  

“Esta nueva cerradura reemplazará a esas cerraduras offline que solamente servían para ‘cubrir el expediente”, dice Tobey. “Pero los responsables de comercios nos están diciendo que sería mucho mejor si pudiéramos mantener el precio y al mismo tiempo conectar la cerradura con la red. Las cerraduras offline no te informan cuando algo va mal. Sirven para detener al público que entra y sale, pero no se comunican contigo.”  

Fácil instalación
Los usuarios finales no notarán la diferencia cuando utilicen sus nuevas cerraduras inalámbricas, explica Tobey. La ventaja está en la simplicidad de la instalación, si se compara con la tecnología online tradicional, que requiere un electricista y un instalador. “Esta cerradura se puede instalar en un lugar en el que hasta ahora todo han sido problemas y complicaciones con una cerradura tradicional. Para instalarla sólo se necesita hacer un par de agujeros en la pared con un taladro”, dice.  

Este proceso de instalación simplificado hace que la VS2 sea más rentable, permitiendo a los comercios utilizar una cerradura inteligente online en zonas en las que habría sido demasiado caro hacerlo hasta ahora. “Con los componentes tradicionales, podías tener una puerta que querías controlar – por ejemplo, la de una sala de reuniones o un almacén -, pero no estabas dispuesto a gastar miles de dólares para equipar esa puerta con un control de accesos. Con esta cerradura, se puede disponer de un control de accesos por una fracción (entre 1/3 y 2/3) del coste anterior.”  

Una vez instalada la cerradura, el usuario puede controlar el acceso y las autorizaciones con una simple aplicación dotada de navegador para unas cuantas cerraduras, o acoplando un interfaz a su actual sistema de control de accesos.

Contraataque
Pero aunque la nueva cerradura puede aportar un mayor nivel de seguridad, no es la ideal para todo tipo de emplazamientos. Además de carecer de las múltiples aplicaciones que serían necesarias para una puerta principal (sensores múltiples, alarmas y seguridad adicional, entre otros) en tanto que dispositivo WiFi, la cerradura WiFi está expuesta a ataques de paralización del servicio.    

“Con cualquier aparato que emita una señal de radio, el atacante puede interferir en la señal haciendo que las alarmas queden inutilizadas”, explica Tobey, y añade que ASSA ABLOY ya está tomando medidas para neutralizar este tipo de ataques a la VS2. “Los datos inalámbricos son muy fáciles de interceptar, así que asumimos que cualquiera puede ‘escuchar’ a la VS2, y estamos encriptando las comunicaciones de la aplicación con todos los encriptamientos de red de los que disponemos”, dice Tobey.  

Si bien bloquear la señal de radio de la VS2 requeriría un nivel de esfuerzo y sofisticación que hacen este tipo de ataques altamente improbables, Tobey recomienda el uso de un control de accesos online tradicional en puntos de entrada que requieran una mayor seguridad.    

“La prudencia desaconseja utilizar una señal de radio en el propio perímetro. Este sistema se empleará sólo cuando se quiera extender el control de accesos a lugares que de momento no lo tienen”, explica. “Usándolo de esa manera, no hay fallos posibles.”      

* Indica campo obligatorio


Comment

You must be logged in to post a comment.